Uno de los mejores magos de la historia, Fred Kaps, durante el acto con el que ganó el Gran Prix en el Campeonato Mundial de FISM.