Este comercial se ganó en Cannes Lions 2005 al mejor comercial en Perú. Pertenece a la campaña “ponle corazon” de la fundación peruana de cáncer.

Acá en Colomba hubo hace poco un comercial con magia, el protagonista: nada más y nada menos que mi amigo Henry K.