Ya había hecho un post al respecto, y hoy me encontré con un grupo en Facebook con el mismo tema. Está en inglés pero lo traducí para los lectores (los puntos que me parecieron reelevantes):

Eres mago si…

Tu frase de cabecera es “toma una carta”

Usas la palabra efecto en vez de truco (yo uso juego)

Pagas 10 dólares por una moneda de 1.

Un “shell” no es algo que te encuentres en la playa.

Tus amigos te llaman cuando hay algo de magia en la TV.

Nunca juegas cartas con tus cartas.

Tienes un mazo de cartas en las manos mientras miras una película o la TV.

En las fotos posas con unas ceja levantada!

Tu lista de regalos de navidad o cumpleaños parece un catálogo de magia.

Te han hecho 100 veces la pregunta “¿puede desaparecer a mi esposa?”

Tienes más de 100 respuestas distintas a la pregunta “¿cómo hiciste eso?”

Hay un mazo de cartas en tu campo visual apenas leas esto.

Tienes un abanico de cartas en la mayoría de fotos.

Actualmente quieres asistir a una conferencia o un congreso.

Grabas todo lo que salga de magia en TV.

Tienes una corbata con estampado de cartas.

Te emociona mezclar un mazo nuevo de cartas.

Cuando ves a alguien que quieres conocer, comienzas a juguetear con una moneda en tu mano o a hacer mezclas en una mano.

Tienes más de tres mazos de cartas todo el tiempo.

Tu idea de propuesta de matrimonio perfecta es el “Rosa – Anillo” de Copperfield.

Piensas que David Blaine es lo peor (y yo pienso, en cierta forma, que Criss Angel también).

Los nombres de tus amigos comienzan por “El increible” o “El gran” (yo añado “la magia de…” o que terminan en -ini)

Luego de ver magia en TV, la gente te pregunta “¿cómo lo hizo?” Y, tu sonríes y dices: “Se los explicaría pero los magos jamás revelan los secretos” cuando realmente estás pensando “¿cómo diablos lo hizo?”

Tienes una tienda de magia en el discado rápido del teléfono.

Tienes tanta magia en tu cuarto que puedes ser considerado potencial peligro debido al fuego.

Has pasado horas reorganizando las letras de tu nombre intentando dar con un nombre artísitico.

Has pensado en tener listo el topit o un pull en un día de examen en el colegio/universidad en caso de “desaparición de emergencia”.

Te importa como alguien mezcla un mazo de cartas.

Tienes un sombrero de copa, capa y bastón pero nunca has ido a la ópera.

Empezaste a demostrar los misterios de la antigua China a los 9 años.

En la actualidad alguien te pasa un tenedor y te dice “por favor dóbla esto”.

Tienes más de un diente roto por morder la moneda equivocada.

Nunca botas un mazo de cartas viejo porque “puede servir luego”.

En las películas miras cuidadosamente cuando juegan cartas para ver de qué marca son.

Miras a una mujer atractiva y piensas en ella como tu asistente.

Pasas más tiempo frente al espejo que tu novia.