Si no estoy mal, fue él quien popularizó este juego del zapatico. Este es un buen ejemplo de que los magos debemos ser polifuncionales y polifacéticos, Copperfield nos muestra que él no se limita a hacer grandes ilusiones, es un mago integral.

Me gusta, además de la presentación del juego, el escenario con afiches de Kellar y Thurston.