La historia de un mago que siempre me llamó la atención es la del francés Bautier da Kolta, cuentan que él fue uno de los magos más creativos de la historia, pero no le iba muy bien en sus presentaciones.

Fue contemporaneo del “padre de la magia moderna”, Robert Houdin, y se caracterizó, al igual que Houdín, por hacer juegos extremadamente novedosos, pero sobre todo únicos.

Entre sus efectos más famosos está uno que personalmente quisiera haberlo visto: el dado que crece, el efecto que le dio más fama entre los magos; dicen que el mago tomaba un dado y lo colocaba en un soporte, como en la foto, y este crecía visualmente ante los ojos del público (es decir, sin necesidad de que lo cubran como en el video a continuación) y al final salía una bella asistente.

Otra magia de Da Kolta que me encanta es la llamada Silla da Kolta, la cual he visto (en videos) hacer a varios ilusionistas famosos como Richardi jr o The Pendragons. Veamos la de Richardi jr, ya hablaré de él después.

Además, se le atribuyen al francés la multiplicación de las bolas, la jaula que desaparece, las cartas ascendentes y la fuente de cartas. Lastimosamente muchísimos de sus secretos se los llevó a su tumba, otros fueron atribuídos a otros magos.