Uno de los efectos más populares en cartomagia es la carta ambiciosa que se basa en lo siguiente: una carta es colocada en cualquier lugar de la baraja, pero gracias a la magia siempre sube a la parte de arriba de la baraja. Existen miles de rutinas y variaciones, pero se destaca la del maestro Juan Tamariz no con una, sino con dos cartas.