Consultando acerca de Tommy Wonder encontré este ensayo acerca de originalidad en la magia, espero les sirva como inspiración.

A través de la literatura mágica podemos leer muy a menudo este consejo: “Sea original”. Ciertamente, es una recomendación que yo apoyo, ya que es muy importante para un mago el ser original.

Sin embargo, creo que se tendría que clarificar un poco más el concepto de “ser original”, ya que aunque parece una cosa muy simple de conseguir, en la realidad es más complicado.

En primer lugar la mayoría de nosotros tenemos que aceptar que nunca llegaremos a poseer un alto grado de originalidad. Y pueden haber muchas razones para esto: falta de talento, falta de imaginación, falta de voluntad para trabajar…etc. Pero yo creo también que muchos magos no tienen originalidad, no por los motivos mencionados hace un momento, sino porque enfocan mal el tema desde el principio.

Un mago puede intentar ser original de muchas formas, y aunque crea que va por el buen camino para conseguirlo, la mayoría de las veces son caminos equivocados y no llevan a ningún lugar.

Por ejemplo, un mago que desea ser original, puede pensar lo siguiente:
-“Haré un juego con un objeto que nunca ha sido usado en Magia”.
-“Intentaré ser diferente de todos los magos que conozco”.
-“Adoptaré un tema o carácter que no haya sido usado antes, y todos mis juegos girarán en torno a dicho tema”.

Las tres propuestas que acabas de leer pueden parecer muy interesantes para llegar a ser original, ya que en todas ellas se intenta hacer algo diferente a lo habitual. Pero yo tengo algunas dudas sobre ello: Si yo deseo ser diferente de lo que hacen y son los demás magos, ¿cuál es el factor que determina mi originalidad? ¿Qué elementos resuelven lo que tengo que hacer? ¿Son los actos de los demás magos los que deciden lo que yo tengo que hacer para ser original?

Estas limitaciones estrechan el camino para llegar a ser original, y lo que no puede ser es qué algo o alguien del exterior controle tu forma de ser original. Y aquí llegamos al punto “clave” de la cuestión: la originalidad tiene que venir de lo que llevas dentro de ti. El origen tienes que ser tú. Esta es la única forma de ser original. Lo importante es que tu imaginación decida lo que tienes que hacer, sin permitir que otros factores o personas se interpongan en tu camino. Deja que tu mente vuele fantasiosamente, sin tener en cuenta lo que existe. Sólo lo que salga de tu mente tendrá valor para ti, y seguro que ello te ayudará a ser original.

Lo que te acabo de expresar creo que es de gran importancia, y si dejas que tu mente haga “creaciones” libremente, es altamente improbable que conciba cosas que ya existan. Y, en el caso que así sea, no tiene que preocupar te , ya que ello quiere decir que esas “cosas” se adaptarán a tu estilo. Posiblemente tu imaginación no pueda crear ideas que no existen. Tú eres el origen, y las cosas que concibas formarán parte de ti. ¡Seguro que serán originales!

La verdadera originalidad empieza con uno mismo, ya que nadie tiene una mente igual a la nuestra. Por tanto, si ejercitas dicha mente para que sea original…seguro que lo será. No menosprecies nunca las ideas que vienen de tu imaginación, creyendo que como vienen de ti no pueden ser buenas. ¡Pon a prueba tu imaginación para ser original! Intentar ser diferente es una tarea difícil. Yo te aconsejo que fijes en tu mente la siguiente idea: no pruebes a ser diferente. ¡SE TU MISMO! ¡Esta es la clave de la originalidad!

Deja que te inspire tu imaginación, y una vez hayas creado Magia original, entonces podrás aspirar a la fama y a conseguir ser el mejor mago del mundo. Aquí ya entramos en el terreno del Marketing, y que como sabes es una cosa que se hace cuando alguien tiene algo que vender. Si esos factores exteriores son la inspiración de tu trabajo, o influyen en tu progreso como mago… estas condenado al fracaso. Esas cosas tienen que venir después, ¡¡pero nunca antes!!

Así pues deja que la originalidad salga de tu interior, y nunca del exterior. Los resultados serán sorprendentes, ¡Suerte!