Como las grandes enseñanzas de los grandes maestros: corta, concisa y precisa:

“La confusión no es magia”