El trato a los espectadores diferencia, en mi opinión, a los buenos y malos artistas. Mac King es de los mejores magos del mundo, no en vano completará 15 años actuando en Las Vegas con su show de magia cómica. Hacer reír sin groserías y tratando bien a la gente es tema de verdaderos profesionales.

“Para mi no hay nada peor que ver a un espectador tratado como instrumento. Desde el instante en que alguien sube al escenario hago sentirle que hace parte integral del show, su ayuda significa mucho para mi, no lo voy a avergonzar, está en buenas manos y puede estar seguro que no se verá estúpido, y si hace algo que parezca estúpido nos reímos juntos, saldremos adelante y al final será un héroe.”