Si la Queimada Mágica de Juan Tamariz fue una verdadera experiencia de magia, el Taller de 6 a 6 fue conocer al genio detrás del acto. El pasado viernes 17 de septiembre, el maestro español, uno de los mejores magos del mundo actualmente (para mi, el mejor), dictó en Bogotá su taller de 12 horas. Y tuve la fortuna y el privilegio de asistir.

El lugar fue LorgiaEstudio, el anfitrión Alfredo Lorgia, quien se encargó que todo estuviera en su sitio para que vivamos la experiencia de entender la magia a la Tamariz. Llegamos 15 magos, la mayoría residentes en Bogotá y Tuoni que llegó ese mismo día desde Quito – Ecuador. Un poco después de las 6pm nos pusimos cómodos para empezar.

El maestro siempre acompañado por su esposa Consuelo Lorgia nos saludó y dio inicio a la sesión con una pregunta que, por lo menos a mi, me causó un corto circuito cerebral:

¿Qué efecto les gustaría ver?

Magia a la carta, el efecto que quisiéramos del mejor mago del mundo. Que honor.

Fue el mejor inicio para 12 horas donde vimos magia y mentalismo de altísima calidad. Algunos efectos fueron explicados y otros no, supongo yo, porque no tienen explicación!

Además, no menos importante, compartió con nosotros anécdotas y enseñanzas de Hofzinser, Frakson, Juan Antón, René Lavand, Dai Vernon, Finn Jon y Slydini, entre otros.

Lo más importante fue la la tertulia donde discutió acerca de su punto de vista del arte de la magia. Acerca de cómo hacerlo bien según Tamariz. Habló de la importancia de las emociones, de cómo éstas son la magia y es necesaria la variedad para asegurar la atención y éxito de un efecto. De la cola de la cometa y sus ganchos evocadores para hacer inolvidable la experiencia mágica de cada uno de nuestros actos.

Conocimos como el maestro estructura sus espectáculos, el esqueleto de su show; también como se prepara para salir a escena sin nervios y cómo tratar al público.

La parte que más me gustó, y que quiero compartir con ustedes, es la de los siete velos que recubren misterios desconocidos para Tamariz, pero que de alguna forma inexpicable el público los percibe:

1. Misterio del amor al arte: Si haces algo que amas, eso será percibido por la audiencia.

2. Misterio del esfuerzo: El público no conoce el trabajo detrás de cada efecto, las horas de ensayo que dedicamos a perfeccionar cada detalle. Eso se nota al momento de actuar.

3. Misterio del conocimiento y sabiduría: Cuanto más conoces acerca de lo que estás hablando más seguridad transmites, el público la percibirá y te respetará por ello.

4. Misterio de la energía: El misterio más extraño de todos. El mago proyecta una energía en el escenario que le llega al público de una manera inexplicable y hará que se conecten y contagien. Tamariz dice que es fundamental estar siempre en óptimas condiciones físicas para lograr transmitir la energía correctamente.

5. Misterio de la verdad: Juan dice que a pesar de que este arte se basa en un tipo de engaño, procura decir siempre la verdad en la medida de lo posible. La verdad pesa y cuando hablamos de algo que no conocemos, se nota.

6. Misterio del mundo interior: la visión del mago acerca del mundo que lo rodea hace interesante lo que transmite.

7. El misterio del amor a la gente: Buscar siempre el bien de los otros, dejando atrás rencores, envidias y egos. Si eres buena persona, eres buen artista.

Para mi, más que un taller donde nos enseñan nuevos efectos, es una experiencia donde entendemos cómo Juan Tamariz vive el arte de la magia. Aprendimos algunas magias nuevas, sutilezas y lecciones que nos servirán para toda nuestra vida como artistas. Sobre todo como hacer buena magia. Siempre que veo a un maestro como él pienso que la magia si existe y que nosotros la hacemos posible. No se trata de hacer trucos, sino magia de verdad.