David Copperfield, uno de los mejores magos de los últimos tiempos, es dueño de uno de los destinos más lujosos y exclusivos del mundo. Un trozo de tierra paradisiaca, con playas de ensueño, hospedaje de lujo, gimnasio profesional, posibilidad de hacer buceo en sus aguas cristalinas y una privacidad máxima: Musha Cay.

Copperfield compró once islas por 35 millones de euros en el archipiélago de las Islas Exuma (Bahamas), una la reservó para él y las demás las alquila. Si están interesados pueden pasar un día en alguna por la módica suma de 37.500 dólares diarios por 12 personas.

Los invito a un corto tour por el paradisiaco destino: