Dando vueltas por las publicaciones mágicas en internet me encontré con este espectacular acto de manipulación de cartas, hay muy poco que decir (porque no sé nada del mago más allá de su nombre y su nacionalidad koreana) y si mucho que disfrutar:

Visto en: Bitácora de Rubiales