Les comparto este bellísimo acto de David Copperfield en 1979, una lección de puesta en escena.

El título del post es por la canción que usa, Weekend in New England de Barry Manilow.