El gran Dani Daortiz dejó un par de minutos las cartas a un lado para dejarnos perplejos (a nosotros y a Paco Rodas que lo acompaña) con una clásica rutina de la magia: las bolas de esponja. Veamos:

Fuente: Blog Daortiz