Tremendo ejemplo del actual campeón del mundo, el francés Yann Frisch, quién fue coronado campeón de close up hace apenas seis meses en Blackpool, Inglaterra y ya presenta una versión mejorada de su acto. Una muestra de que siempre hay una mejor manera de hacer las cosas, siempre se puede mejorar, no hay límites para la creatividad. Disfrutemos!