Se ha hablado mucho acerca de la organización de los más recientes congresos importantes de magia en la actualidad, el pasado Campeonato Mundial en Blackpool, Inglaterra y el Flasoma en Chile. No puedo opinar porque no asistí a ninguno de los dos, por eso me atrevo a citar a una autoridad en el tema, Eric Eswin.

Eric Eswin

Eric Eswin estuvo 12 años al frente de la Federación Internacional de Sociedades Mágicas (FISM), la entidad mundial más importante en el mundo de la magia. Hizo parte de la Federación durante 11 Campeonatos Mundiales, él es el responsable, entre otros aspectos importantes, de su actual status. Hoy en día es Presidente Honorario y su cargo lo ocupa el italiano Domenico Dante.

En la edición de febrero de este año la Revista Genni publicó una entrevista a Eswin de la que destaco algunos apartes que tienen que ver con la actualidad de los congresos y sociedades de magia:

Le preguntaron qué cosas no pudo hacer en su periodo como presidente; a lo que, entre otras cosas, respondió lo siguiente:

La mayoría de sociedades no se dan cuenta que ser sede de un Campeonato Mundial de Magia es un negocio arriesgado que debe hacerse con un organizador profesional de eventos. Habiendo organizado algunos eventos fuera de la escena mágica, he trabajado con organizadores y he experimentado su aporte. Como mago, he visto que las convenciones de magia son, en su mayoría, organizadas por los mismos magos. En todo el mundo los magos piensan que ellos son los únicos que pueden organizar un congreso de magia, no es verdad; en muchos casos ellos nunca han organizado un evento profesionalmente y sus referencias son otras convenciones, que tratan de mejorar. Sin embargo, en el entorno en que vivimos, no se puede mejorar mirando hacia atrás. Viendo hacia adelante, debemos ver cómo se organizan las convenciones en el campo profesional.

Luego de opinar acerca del pasado FISM en Blackpool agrega lo siguiente:

Por el otro lado, siento pena por los organizadores, los miembros del Blackpool Magicians Club y sus familias, la mayoría de ellos fue amable, amigable y colaboradora. Trabajaron duro y estoy seguro que tenían un resultado positivo en mente, debemos estar agradecidos por su compromiso. Pero el hecho es que no son organizadores profesionales de eventos y eso se notó. Un Campeonato Mundial de Magia no debería organizarse por los miembros de un club de magia y sus familias, sino por profesionales con la ayuda de los magos responsables. Los miembros del Blackpool Magicians Club cayeron en la trampa de creer que un FISM WCM (World Championship of Magic) era como su grande y barata convención de Blackpool, pero dos veces más larga.

¿Qué necesita la FISM en el futuro?
(la respuesta en este video de Masters of Magic a partir el minuto 3:15) Traduzco algunas partes que considero pertinentes:

… Pienso que la FISM necesita gente joven. No jóvenes “ayudantes”, sino responsables. Porque tienen una forma diferente de pensar, la sociedad ha cambiado, las comunicaciones han cambiado y eso nos cuesta entenderlo a los viejos; yo estoy muy viejo para acoplarme completamente a esta era. Necesitamos jóvenes no sólo en el FISM sino como miembros importantes en las Sociedades. Cuando digo jóvenes me refiero a gente entre 30 y 40 años de edad. Si se abren a la gente joven, los clubes crecerán.

Hoy en día cada vez menos gente se une a las sociedades y cada vez menos gente asiste a congresos, y es por esto. Estamos haciendo las cosas como igual que hace 40 a 50 años. Muchas de las personas que dirigen piensan en el futuro, con todo mi respeto, pero su futuro es el pasado y eso está mal, tienen que ver hacia adelante. Tienen experiencia, pero eso es algo que se refiere a su pasado y la actualidad es muy diferente a lo que vivimos en años anteriores. Por esto el futuro de la FISM está en que se la tomen los jóvenes.

*Me recuerda una cita de Arthur C. Clarke que dice: “Debemos abandonar la idea que la educación es para los jóvenes. Cómo puede ser que la mitad de las cosas que alguien sabe a los 20 ya no son ciertas a los 40, y la mitad de las cosas que sabe a los 40 no fueron descubiertas cuando tenía 20?”.

Regreso a la entrevista a Eric Eswin en Genii para citar la primera pregunta:

Genni: Luego de 12 años, su periodo como Presidente Internacional de la FISM llegó a su fin en Blackpool. Estoy seguro que fue un momento amargo debido a las cincunstancias. Fue algo extenso para un CEO, está usted aliviado luego de terminar?
Eswin: No exactamente aliviado, pero creo que fue más que suficiente y es tiempo de una nueva generación. Pienso que 12 años fue demasiado tiempo, no puede ser más de 8 o 10. Inspira tanto a la organización como al empleado. Mire lo que le pasa a los políticos cuando están al frente por mucho tiempo.

Les dejo las cartas sobre la mesa para que cada uno haga sus propias conclusiones, pero sobre todo para que empecemos a hacer algo. Para mi, latinoamérica debería tomar el ejemplo de la FISM y empezar a renovar.