tamariz carroll

El gran Pepe Carroll murió en noche de reyes, el 5 de enero de 2004 a los 46 años de edad, víctima de un infarto del miocardio. La noticia entristeció mucho a la comunidad mágica. Por fortuna para las generaciones futuras su legado quedó en libros, textos y videos, que cada vez se conocen más gracias a internet (¡menos mal!).

¿Por qué hablar a acerca de la muerte de Carroll? Hace poco encontré estos videos del maestro Juan Tamariz hablando acerca de la vida de su amigo Pepe que, en el momento de grabar el video, había fallecido hace poco tiempo.

A propósito, encontré* este texto donde Tamariz se despide de Carroll:

Estupefacto y dolorido. Entre la tristeza y el dolor. Y la rabia apenas contenida (¿¡por qué!? ¡No hay derecho!). Aún siento tu mirada de hace un mes apenas: no me decías nada, o casi nada, pero asentías con tu cabeza, estabas y no estabas, Pepe, frente a mí, junto a tu padre y mi hija Ana. Ella siguió comunicándose contigo casi cada día, haciéndote presente su y nuestro cariño, mientras yo viajaba…

Pinche sobre la imagen para verla aumentadaViajaba como tantas veces lo hicimos juntos: Colombia, Bruselas (con Ignacio Brieva), Nueva York (con Arturo y Juan Antón ¡dales un abrazo!), Salamanca (con Armando), Buenos Aires (con Rudi Magaldi)…

Los recuerdos se agolpan y me golpean: las tantas horas pensando y ensayando los “sketches” de Tahuromagia, las alegres reuniones con los Lorgia, Luis Trueba y Pepe Regueira por Madrid y sus verbenas, los pubs primeros de aquel Madrid irrepetible, los ensayos para los números del Congreso de Santander, los apartamentos Gütenberg y el Llantiol de Barcelona, los meses de actuación con Gaetan, los aislamientos para ensayar y ensayar en Torrelodonoes, La Pedriza y Salamanca, la Cabina Espiritista en Sevilla y Chile, la televisiones, la SEI… ¡Tanto, Pepe, y tantas veces juntos! Ni puedo ni es momento de hacer Literatura. Sólo unas líneas torpes y tristes para este adiós aún no asumido.

Más adelante haremos algo, en vídeo o por escrito, hablando de ti y de tu hermosa aportación a la Magia (con tu Arte y tus libros). Más adelante, Pepe, más adelante.

Ahora apenas sé decirte adiós porque te fuiste (a los 46, como Juan Antón), y no estás, aunque esto último me cuesta sentirlo verdadero.

Mucho que aprender acerca de Pepe Carroll, y nadie mejor que el maestro Tamariz para contarnos detalles y anécdotas acerca de su vida. Además, acaba con la presentación completa de su maravilloso acto de tahures. Vale mucho la pena, les recomiendo tomarse el tiempo de ver los siguientes videos:

Nota: al minuto 11 en el segundo video cuenta una anécdota en Colombia.

*Texto y foto de La Dama Inquieta