mago-grande

Norberto Jansenson nos regala, como siempre, un efecto de magia fabuloso acompañado de una historia bellísima contada a su estilo. Siempre encuentra el equilibrio, la magia no opaca la historia ni la historia la magia y al final queda una emoción impresionante. Una gran lección, disfrutemos del sueño de los ases: