por los bigotes de goshman TOM STONE

El sueco Thomas Bengtsson, o Tom Stone como todos lo conocemos, es famoso por su creatividad reflejada en múltiples publicaciones que le regalan al gremio mágico lo mejor de su trabajo.

En el 2010 Stone publicó un libro titulado Vortex (también hay un DVD), en el que explica uno de los efectos que lo ha caracterizado y que en este post es el que nos ocupa: Benson Burner, donde con ayuda de un tubo metálico y tres esponjas hace una muestra de viajes que al ritmo de una varita van deslumbrando al público… Y a los magos. Las desapariciones son muy claras, visuales y a pesar de que no habla durante toda la rutina, mantiene al público encorvado viendo cómo danzan sus manos.

Y aún no les he hablado del fuerte de la rutina que durante poco más de minuto y medio mantiene al público cautivo con picos emocionales regulados para poderle dar el mazazo del final: luego que los acostumbra a tres peloticas juguetonas los desencaja con una aparición que créanme, en cuanto a tamaño, es mucho más que cambiarlas por naranjas o limones.

Son solo dos minutos, pero vaya que los valen.

Tom Stone tiene lo que todo grande: actitud y en su caso particular, presencia. Imagino que notaron que entra a escena en silencio y caminando lentamente hasta que la gente por sí sola deja de hablar. Los grandes artistas son capaces de generar esa atmósfera inexplicable, en la que la experiencia bien aprovechada sale por los poros.

Les recuerdo que ¡Por los Bigotes de Goshman! es una serie de artículos que buscan mostrar efectos con esponjas, diferentes a los que estamos acostumbrados.

¿Sabes de alguno del que quieras que hablemos? ¡Coméntanos!

Autor:
Neo Rincón, mago, comediante y ventrílocuo venezolano. Licenciado en Educación.
Síguelo por Instagram y Snapchat como @epaleneo.

¡Suscríbete a Pastomagic!

Síganos en Twitter, Facebook e Instagram.