Un congreso de magia es una experiencia inolvidable y Flasoma 2017 no fue la excepción. En octubre del año pasado recibí un mensaje de Lorenzo Pedemonti, uno de los organizadores del congreso contándome que era uno de los artistas invitados al congreso de magia mas grande de Latinoamérica; sin dudarlo dije que sí.
Fue tal la emoción que decidí irme un mes antes del show, al fin y al cabo la vida es muy corta para quedarse en un solo sitio para toda la vida, y fue así que partí a una nueva aventura mágica.

La responsabilidad es enorme cuando sabes que vas a compartir escenario con magos que llevan tu edad y mas años haciendo magia, los nervios te ponen la cabeza a mil y solo piensas que quieres darles la mejor versión de ti en el escenario, tener el nivel, el conocimiento, pero sobretodo las ganas de darle al público la alegría que merecen.

Durante ese mes compartí con un as de la magia infantil latinoamericana: Daniel Garber, que sin conocerme me abrió las puertas de su casa, compartió secretos y me enseñó formas de dirigirse a los niños que jamás habría imaginado, o acaso ¿cuantas veces han visto un mago aparecer una culebra y llevarla entre el público en un show para niños? Eso seguirá estando en el top de cosas surreales que me he topado en la vida.
Su libro T.I.P.S. es una biblia de la magia infantil. Admiro mucho a las personas que sacan el tiempo para compartir tiempo y pensamientos con los otros en un mundo donde cada uno quiere ir por su lado, es una lección para el artista; compartir es una prioridad pues el crecimiento artístico será mas completo, mas profundo, mas profesional. La escuela española bien lo ha sabido demostrar en el mundo, sin duda ese es uno de sus grandes secretos.

Creo fielmente que todo mago debe pasar una temporada en Buenos Aires, una tierra donde el arte reina, la farándula es extensa y variada y al artista se le da el espacio que merece tras una larga trayectoria, esa es una de las muchas razones que han hecho que su nivel sea tan alto y reconocido en el mundo. Es una tierra donde puedes elegir quien te enseña, te pule, te guía en lo mágico, en el escenario, en lo creativo. Es un espacio de ensueño cuando vienes de la tierra donde Epa Colombia, los actores y cantantes son los que componen una escuálida e incompleta gama artística del país.

FLASOMA

El 7 de febrero se desatan los días inmarcesibles de la magia latinoamericana, en el clásico hotel Castelar de la Avenida de Mayo, donde Lorca estuvo hace bastantes lustros, empieza ese encuentro de amigos, de recuerdos y entre historias, naipes y risas se empieza a crear esa esfera de energía positiva curiosa de saber que pasará por los próximos 5 días.

Artistas clásicos y soñados como el grandísimo Fantasio, siempre elegante y con una sonrisa a quien mas de una vez se le aplaudió de pié. Trascendentales y necesarios como el gran Dani DaOrtiz, que con sus manos rompe la cabeza pero con su sencillez, humildad y cariño rompe corazones; nunca niega una foto, un abrazo, una sonrisa o un consejo; estoy seguro que su corazón es mas grande que su panza.
Artistas como Rubiales, que se subió al escenario con una bolsa de pan y unas galletas y, mientras comía daba una clase completa de creatividad a cada uno de los magos que asistieron a su gala. Los pasos agigantados de su reconocimiento a nivel mundial hablan por sí solos de su trabajo e ideas innovadoras en el círculo mágico.
Brando y Silvana, que con su teatralidad cómica mágica nos enseñaron que el escenario es una sala de juegos y que nuestro trabajo es aprender a jugarlo con ideas, con creatividad y con la capacidad de crear un mundo nuevo donde es el artista el que pone las reglas; el que decide quien vuela, quien salta, quien se transforma. Es un trabajo que lleva una vida.
Ver actos como el de Marcelo Bonetti y “Cirilo”, su compañero de vida que va en una maleta, un número de ventriloquia perfecto, pulido, divertido y realmente mágico, sin duda ha llevado este arte a un nuevo nivel. Con una carrera de 36 años el público supo responder a su talento con una larga ovación de pie.
Y claro, artistas primerizos, como la Maga Abril, que nos dejó atónitos con un acto de burbujas y un remate circense elegante de poi de luces que puso al público a vibrar. Y claro, Pollo en su monociclo los 5 días, esperando el domingo para mostrar porque estaba en el cartel.

En cuanto a los concursos Colombia se llevó 3er premio de magia de cerca con Francisco Castellanos y su derrame técnico que a todos deja atónitos. Camilo Pardo que hizo una excelente presentación, y el Mago Richard que es un emblema de la Magia donde quiera que pasa, esta vez como jurado. Esperemos que en Foz de Iguazú Flasoma 2020 Colombia tenga un equipo mucho mas grande.

Así fue como el 12 de febrero, después de cenas a las 2 am horas y horas de concursos, talleres, charlas, amigos, discusiones, reencuentros, fotos y recuerdos, cada uno retomó la vida mágica en cada una de sus casas. Son días tan intensos que no es difícil decir adiós, al fin y al cabo pronto la magia nos volverá a unir y todo volverá a comenzar.

Gracias por la magia, Buenos Aires.

Tenemos contenido exclusivo en redes sociales ¡suscríbete!

Síganos en Twitter, Facebook e Instagram.