Nos dejó Eugene Burger, una gran pérdida para nuestro arte. Además de un mago en todo el sentido de la palabra, fue historiador, filósofo, teólogo y Decano de la Magic and Mistery School en Las Vegas. A pesar de vivir saludable y tranquilamente, fue diagnosticado con cáncer y murió repentinamente el pasado 8 de agosto en su natal Chicago, a la edad de 78 años. Jeff McBride, uno de sus amigos más cercanos, afirma que pasó sus últimos días muy tranquilo y tomándose la situación con humor. Paz en su tumba.

La revista Magic lo catalogó como uno de los 100 magos más influyentes del siglo 20, recibió premios por sus conferencias y participaciones en magia de cerca por la Academy of Magical Arts. Sus libros y videos influenciaron a muchísimos magos en todo el mundo, y quienes lo conocieron y escucharon sus lecciones en directo afirman que no sólo se trataba de una persona con mucha sabiduría y gran habilidad, sino de una buena persona que buscaba mejorar la magia de todos.

Eugene Burger lograba, a través de la presentación, potenciar mágicamente cualquier efecto que tenía en sus manos. Su especialidad era la magia teatral. Por fortuna los secretos para lograrlo los dejó escritos en todos sus libros, personalmente Magic and Meaning es una de las obras que todos los magos deberíamos estudiar.

Uno de sus efectos más conocidos: su versión  del hilo roto y recompuesto: El hilo de la vida.

Los amigos de Magia Estudio tienen un emotivo video (ya verán por qué) acerca de Burger:

Paz en su tumba.

¡Síguenos!

Síganos en Twitter, Facebook e Instagram.