La capital del Ecuador tiene mucha magia, Quito tiene una historia muy interesante en lo que se refiere a nuestro arte, podemos ver muchas similitudes con el resto de países latinoamericanos. Así nos lo muestra la crónica en 4 capítulos de Javier López Narváez. Vale mucho la pena que la lean.

Así que, sin más preámbulos, vamos por ello:

Quito –la ciudad milenaria– es cuna de poetas, artesanos, artistas, ilusionistas y magos. Esta entrega recoge los momentos más mágicos de una urbe edificada sobre los símbolos ancestrales, levantada con tradiciones y misterios, hecha de trucos, fortuna, conjuros y personajes que componen sus aromas esenciales.

Continúa leyendo el artículo en La Barra Espaciadora.

¡Síguenos!

Síganos en Twitter, Facebook e Instagram.