Queimada y taller de Juan Tamariz en Bogotá

By |Septiembre 2, 2010|

Que afortunados somos, el maestro Juan Tamariz hará por segunda vez su Queimada Mágica junto a Consuelo Lorgia en Bogotá el 16 de septiembre y el día siguiente dictará un taller de 6pm a 6am.

La queimada, como lo escribí en mi pasado post, es una verdadera experiencia de magia. Y […]

Hoy comienza Noches de Magia en Medellín

By |Septiembre 2, 2010|

Muchos éxitos al mago Naúl, su equipo y todos los artistas que participan en la quinta edición de Noches de Magia en Medellín que comienza hoy.

Originalidad para Jim Jarmusch

By |Agosto 29, 2010|

“Nada es original. Roba de dónde sea que encuentres inspiración o alimente tu imaginación. Devora viejas películas, nuevas películas, música, libros, pinturas, fotografías, poemas, sueños, afiches callejeros, árboles, nubes, agua, luz y sombras. Roba solamente aquellas cosas que le hablen directo a tu corazón. Si haces esto, tu trabajo (y […]

Penn Jillete se cortó el cabello

By |Agosto 26, 2010|

Claro que es noticia! el look de Penn Jillette no ha cambiado por décadas, es parte de su marca. Por qué lo hizo?

Penn dejó que le cortaran 10 pulgadas de su cabello en el Cut-A-Thon para una fundación de niños con enfermedades en el pelo llamada Locks of Love.

El evangelio del mago Yurek

By |Agosto 25, 2010|

Por: John Saldarriaga

El padre Jorge Alberto Hincapié es payaso, mago, acordeonero, ventrílocuo y titiritero. Todo para tocar el corazón de la gente.

Un mago italiano cortó la cabeza a un hombre con una guillotina ante la mirada asombrada de un corrillo en plena plaza de Támesis. Sonriente, tomó por el cabello la testa chorreante de sangre y la mostró al público, dejando atrás ese cuerpo decapitado. Al cabo de unos segundos, sin desdibujar la sonrisa de sus labios, el ilusionista volvió a ponerla en su sitio. Sólo en ese momento, el pueblo volvió a respirar.

“Yo tenía cinco años y estaba entre ese público asombrado. Desde ese instante tuve claro que quería ser mago. Sin embargo, de quien me grabé el nombre fue del parroquiano que se prestó para el espectáculo: se llamaba Bernardo Tangarife; no del mago”.

Quien habla es el padre Jorge Alberto Hincapié. Claretiano, acordeonista, payaso, ventrílocuo, titiritero y mago. “Ese hecho ocurrió un domingo de 1940, a la salida de misa de doce”.

Me habla mientras caminamos por los prados y los corredores de las edificaciones de Fusimaña, una quinta campestre que los claretianos tienen en la entrada a San Antonio de Prado. Nos detenemos en el pasamanos de un segundo piso y, mirando sin ver el paisaje de cordilleras más bien nublado aunque sin promesa cercana de lluvia, cuenta que Fusimaña significa Fosa Grande, en catalán.

Después, vamos a sentarnos ante una mesa de comedor situada en el fondo de un vestíbulo cerrado, decorado con pinturas de paisajes costumbristas. Coronado de boina negra y una camisa que cubre la de sacerdote, ésta negra y con clériman que alcanza a verse, cuenta que así de claro como definió un día que deseaba llegar a ser mago, también decidió que quería llegar a ser misionero.

Esta vez el espejo fue Francisco Arango Posada, “un misionerazo claretiano que me contagió con su modo de predicar. ¡Parecía un torrente! Dije: quiero ser como él”. Ya había hecho la primaria en el Seminario de Pueblo Rico, Risaralda. Siendo un chico de apenas once años -me enseña una fotografía con 24 niños de “sotanita negra y cinturón azul”, entre los cuales está él. “De todos, nos ordenamos seis”-, le informó a su madre, Alicia Echeverri, que deseaba ser misionero.

“Mi papá nos pagaba los estudios a los nueve hijos con lo que conseguía en La Lucha -ríe-. Así se llamaba el café que él tenía en Támesis”.

Y como si en ese momento supiera mucho sobre las órdenes religiosas, para seguir bien los pasos del torrente aquél, se decidió a ser claretiano.

[…]

Jason Alexander, el mentalista

By |Agosto 25, 2010|

Soy fan de Seinfeld, por eso me llamó la atención que Jason Alexander, quien interpretó a George Constanza en la popular comedia de los 90’s sea un destacado mago y mentalista.

Hace poco conocí Reel Magic Magazine y me enteré que Jason fue nombrado Parlour Magician of the Year en los […]

Creatividad + humor = Manuel Muerte

By |Agosto 24, 2010|

Manuel Muerte es alemán, del grupo de los Fertigen Fingers.

Nació en Hamburgo en 1968 y se dedica a la magia desde 1986, su particular estilo de hacer magia cómica lo ha hecho merecedor de varios premios, entre ellos el Sarmonti Award de Siegfred & Roy en 1998 y el más […]

¿Cómo se debe vestir un mago moderno?

By |Agosto 23, 2010|

“El mago moderno se viste como si estuviera en 1900”
Dariel Flitzkee
Shomanship for Magicians (1943)

El mundo está cambiando y a veces parece que la magia se queda atrás. Topas hizo una observación interesante en la pasada Essential Magic Conference: el actual campeón mundial, Soma, ganó con un acto donde manipula teléfonos celulares ¿hasta ahora descubrimos la manipulación de celulares? La magia sí se está modernizando, pero un poco más lento.

La moda es un arte que está cambiando todo el tiempo y la magia debería ir de la mano. La vestimenta de un mago es tan importante como su talento, es parte de una acertada comunicación. Todo comienza ahí, en como nos ve la audiencia cuando sube el telón. Antes de saludar ellos captan nuestra apariencia, nos ven de pies a cabeza.

David Copperfield, el primer mago que recuerdo con una vestimenta “diferente”

A finales de los años 90 David Blaine popularizó la magia en la calle, inspirando a muchos magos quienes le cambiaron un poco el look al estereotipo de mago vestido de frac o esmoquin de colores. Se atrevieron a cambiar, a usar ropa de calle estilizada y salir del auditorio a mostrar sus milagros.

El estilo de David Blaine va con su personaje de mago callejero, marcó una tendencia.

Hoy en día vemos magos con vestidos de todo tipo, desde camiseta y jeans como Blaine hasta traje de diseñador como el gran Lance Burton. ¿Cuál debemos usar?

¿Cómo vestirse?

La decisión no es fácil. Dicen que primero debemos definir nuestro personaje y la vestimenta será fácil de elegir. También que debemos tener en cuenta el tipo de audiencia a la hora de elegir las prendas.

Jeff McBride dice lo siguiente en una de sus columnas en Magic Magazine:
Mi principio básico para la moda en cualquier situación es simple: siempre vístete como si luego tuvieras que ir a un lugar mejor
Hace poco tuve la oportunidad de leer el prólogo de The Complete Course in Magic de Joshua Jay y dice algo muy interesante:
La magia necesita un cambio de imagen. Tira el esmoquin. Pierde el sombrero de copa y libera al conejo. Esa perilla debe irse. No más mujeres en cajas ni trivialidades. Simplemente para.

Los trucos. Mucho material de los magos está fuera de contexto. Pensemos el en conejo del sombrero. No puede faltar en ninguna fiesta de cumpleaños, y por 50 dólares el Asombroso Larry hará los honores. Y por cada conejo que sale de un sombrero, una docena de niños piensan que la magia apesta.
La palabra clave es contexto, no sólo con los trucos, porque sacar un conejo de uno de los sombreros que usa alguien del público es magia, pero hoy en día cuántas personas usan sombreros de copa para asistir a un espectáculo? Lastimosamente la era de los shows de magia exclusivos para gente la estamos acabando los mismos magos. Por fortuna existe Chamber Magic de Steve Cohen (Johan Hofzinzer, en el cielo de los magos, debe estar orgulloso de él). La moda en la magia tiene que estar en contexto.

Dónde buscar inspiración

[…]

Lección de Korely: Yo me cuido, cuídese usted

By |Agosto 21, 2010|

Hace bastantes años, cuando no existían los blogs de magia, uno de los grandes magos colombianos, Korely* escribió una carta que envió a algunos amigos cercanos. La reproduzco a continuación:

Yo me cuido, cuídese usted

Lo más dificil de toda la magia… mucho más dificil que aprender controlar los músculos de la mano para empalmar; más dificil que la adquisición de una fluída charla; que en comparación con el arte de la presentación es un juego de niños… es la gran proeza de saber cuando cerrar la boca. La mayoría de los magos, desde un principante hasta el más antigüo de la sociedad, flaquezan en cerrar la boca cuando el tema de la conversación se refiere a otro mago.

El asunto se dificulta cuando un colega menciona el nombre de uno de los Grandes de la profesión… pero cuando la preciosa amiga, sentada al otro lado de la mesa nos dice que Jacino Merlón (que vive dos cuadras más abajo) es lo mejor que ella haya visto en su vida, si no nos mordemos la lengua instantáneamente, nuestra boca principia a moverse, y nosotros detrás de ella.

Montemos la escena: Ella dice: “nunca vi en mi vida he visto magia tan maravillosa. El  Sr. Metlón desapareció una moneda, desapareció completamente! Además dijo que él había inventado ese truco.” Cuando la nube roja se despeja de sus ojos, se recuerda Usted lo que había contestado? Dijo Usted: “Si, Jacinto Merlón es verdaderamente un gran Mago.” En tal caso yo le doy 10.oo por cinco centavos suyos.

El tema de esta discusión se titula: hablando de otros magos y el por qué no podremos hacer nada.

Quizas sí podremos. Escogeremos otro ejemplo. Estamos en una fiesta privada. Uno de los invitados presenta varios juegos con cartas y malísiamente ejecutados. Para empeorar las cosas, alguien comenta maravillas. Puede Usted apretar los dientes y combatir el deseo de mostrar su juego favorito? O es que se sorprende a si mismo de oir su propia voz diciendo: “Este juego les gustará?”

[…]